Noticias

Información, novedades, metodología, estudios, herramientas, reflexiones... aquí encontrarás multitud de contenidos sobre el mundo del emprendimiento e intraemprendimiento, sobre las empresas de nueva creación, las startups y las spinoffs. Desde la inversión privada y la figura de los business angels hasta habilidades de los emprendedores tales como productividad, negociación, branding, marketing, finanazas o comunicación. 100% libre de grasa ¡Larga Vida a las Startups!

Tiempo estimado de lectura 8:24 minutos aprox.

¿Qué información ha de contener el balance de una startup?

Balance en las startups

Cuando haya llegado el momento de hacer y mostrar un balance y no antes, la mínima imprescindible para entender la naturaleza de sus activos (bienes y derechos) y pasivos (deudas y obligaciones).

El balance de situación es quizá el modelo más olvidado e infravalorado de todos los informes, herramientas y modelos con los que se cuenta en las startups y, en cierta medida, no es crítico como información a mostrar en momentos muy incipientes, pero no nos volvamos locos, una cosa es no mostrar información y otra bien distinta es la de conocer perfectamente los mecanismos que alimentan y actúan sobre el balance.

En las startups nos encontramos con dos escenarios, la inexistencia del mismo y el “arma arrojadiza” pensada, no para matar, sino para aturdir al receptor del documento. Oye, pues ni una cosa ni la otra.

Por refrescar un poco, un balance está compuesto por activos y por pasivos, los activos son bienes y derechos propiedad de la startup. Al bloque a menudo se le llama inversión y es exactamente igual en importe que el bloque de los pasivos.

Los bienes

Son “cosas” en propiedad de la empresa, puesto que ha satisfecho un precio por ellas o las ha producido o creado . Estas “cosas” pueden ser materiales o tangibles (las hechas de materia y que se pueden tocar) tales como ordenadores, máquinas, producto, etc y las intangibles, aquellas que como su propio nombre indica, no se pueden tocar (patentes, software, gastos en I+D+i, webs, apps, licencias, base de datos…) Si, si, tocas una representación gráfica de la app en el smartphone, pero no la app propiamente dicha.

Conocer en este punto las necesidades de inversión en activos es crítico para determinar el volumen de inversión o caja requerido para hacerles frente. Este detalle de inversiones (es recomendable contar con un detalle de las inversiones a efectuar al margen del balance) ha de ser tremendamente sencillo y escueto.

Los derechos

Son, en el caso de las startups (si ya venden) los importes pendientes de cobro de lo vendido. En función de nuestras ventas y de nuestras políticas (tanto medios de cobro como plazos) tendremos más o menos saldo pendiente de cobro. Un auténtico dolor de muelas.

Deudas y Obligaciones

Los pasivos son las deudas y obligaciones contraídas por la empresa, o a cargo del negocio, también conocido como el bloque de la financiación.

Con esta estructura de balance, la parte de financiación (de dónde vienen los recursos) no es gratuita, el inversor exigirá un rendimiento a su inversión y la financiación bancaria, creo que estás al corriente, tiene un coste.

Sobre este bloque es importante disponer por un lado del “pool” o alternativas de financiación disponibles y por otro de un detalle de las operaciones de financiación “vivas” (que se deben) y sus correspondientes plazos de amortización o vencimiento. Éstas últimas afectan directamente a la tesorería del negocio.

Además de nuevo entran en juego las políticas de pago, que normalmente son impuestas por el mercado hasta que tengamos suficiente poder (y a veces ni aún así).

Para mi el mínimo aconsejable en el balance incluiría las siguientes partidas:

  • Activo Fijo o Capex (Capital Expenditure)
    Activo Tangible
    Activo Intangible
  • Activo Circulante
    Producto (en proceso y terminado no vendido)
    Clientes, vendido y no cobrado
    Otros deudores (IVA…)
    Posición de Bancos y Caja
  • Pasivos Fijos
    Recursos Propios – Capital (aportaciones de socios e inversores financieros)
    Deudas con Entidades Financieras
  • Pasivos Circulantes
    Deudas con Proveedores
    Otras deudas (administración, acreedores no comerciales…)

Tranquilo ya tendrás tiempo de conocer las NOF (necesidades operativas de fondos) el fondo de maniobra, el WACC (weighted average cost of capital o el coste medio ponderado del capital) y complicarte la existencia, de momento utilizaremos el CBR (cash burnig rate o tasa de consumo de caja) y tendremos muy presentes las políticas de pago y cobro (plazos) y para que no se te olvide nunca, VENDE.

Conclusión

Las startups, en sus primeras fases de desarrollo, todo lo que tienen es caja (más bien poca) y algún activo intangible en desarrollo, o futurible tangible ¿por qué entonces tiramos con pólvora de rey y hacemos, nos hacen, modelos económicos financieros infumables y en la gran mayoría de los casos innecesarios en esta fase?

Uno de los activos más preciados del emprendedor, es el tiempo, pero no se contabiliza en ninguna herramienta formal de negocio, hacer un plan económico financiero con 15 hojas de excel como si de una gran empresa se tratase es una auténtica pérdida de tiempo y por extensión, de dinero.

Para una startup es más importante saber primero quién es su cliente (con nombres y apellidos) y luego saber cuándo va a tener listo el producto o servicio, cómo y cuándo lo va a vender y cobrar respectivamente y cómo va a financiar este proceso, si lo hará con financiación ajena (bancos y otras instituciones de crédito tipo Enisa o CDTI) o si por el contrario lo hará con fondos propios (qué bonita contradicción se denominan “propios” pero a menudo son del inversor, si existe, claro).

Pero ojo que no disponer de un balance, no disponer de un claro entendimiento de la naturaleza de su funcionamiento y de su conexión con el estado de tesorería, puede dejar en el mejor de los casos a nuestra startup al borde de la extinción.

Sólo hay un escenario en el que las startups cuentan con dinero en efectivo, justo después de cerrar una ronda de inversión. Resulta bastante contradictorio, pero mantener un saldo ocioso de caja, cuesta dinero, en otra ocasión lo veremos… o no ;)

¿Estás preparado para desarrollar tu balance de situación? Tú decides.

Feliz emprendimiento, buenas ventas y mejores cobros ;)

Comunidad ¡Larga Vida!

(recibe material extra)

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Pedro Bisbal Todos los derechos reservados / Política de privacidad