Noticias

Información, novedades, metodología, estudios, herramientas, reflexiones... aquí encontrarás multitud de contenidos sobre el mundo del emprendimiento e intraemprendimiento, sobre las empresas de nueva creación, las startups y las spinoffs. Desde la inversión privada y la figura de los business angels hasta habilidades de los emprendedores tales como productividad, negociación, branding, marketing, finanazas o comunicación. 100% libre de grasa ¡Larga Vida a las Startups!

Tiempo estimado de lectura 4:23 minutos aprox.

Nuestras presentaciones son parte de nuestro marketing personal

Hacer buenas presentaciones mejoran nuestro marketing personal

Nuestras presentaciones dicen mucho de nuestra profesionalidad, entonces ¿por qué no las mejoramos?

Tan sólo un 5% de las presentaciones son excepcionales, teniendo en consideración la buena imagen y sensaciones que proyectan el hacer buenas presentaciones, ¿por qué no nos preocupamos en hacerlas un poquito mejor?

Tengo una respuesta, no somos conscientes de lo pestilentes que son nuestras presentaciones. En la gran mayoría de los casos castigamos a nuestra audiencia sometiéndola a una presentación tediosa, falta de estructura y con unos recursos visuales deplorables.
Siempre que hago un taller sobre cómo hacer presentaciones excepcionales y conectar con nuestra audiencia, arranco haciendo la misma pregunta, ¿cómo han sido las últimas presentaciones a las que has acudido?
Las respuestas no me sorprenden, siempre se repite el mismo patrón, la distribución es:

  • Un 5% infumables, que dan ganas de acabar (literalmente) con el ponente.
    Un 10% son malas de solemnidad.
    Un merecido 70% de mediocridad total y absoluta.
    Un 10% que son buenas presentaciones.
    Un 5%, ¡tan sólo un 5%! que son presentaciones excepcionales.

El problema es que por respeto, nadie nos dice lo abominables que son nuestras presentaciones y esta situación hace que nos quedemos estancados en la fase de incompetencia inconsciente. Nuestras presentaciones tienen un grado de pestilencia bastante acusado pero como nadie nos dice nada, vamos por ahí repartiendo nuestra peste. Además no nos molestamos en saber si llegamos a la audiencia o no, vamos a la nuestra, ale voy allí y se lo casco…

Nunca nadie nos dijo cómo hacer presentaciones que llegasen a la audiencia y que cumpliesen con sus objetivos, se limitaron a darnos un software demoníaco para plasmar lo que teníamos en la cabeza y, como powerpoint nos dice lo que tenemos que hacer, pues le hacemos caso.
¿Sabes cómo arrancan el 90% de las presentaciones? Mira esto a ver si te suena.

 

Pagina de inicio de powerpoint

 

y claro, ponemos titulo y subtítulo y, aunque no tengamos un subtítulo nos esforzamos por desarrollar uno.
No le echemos toda la culpa a powerpoint, el problema de fondo no es la herramienta de creación de diapositivas, es que no preparamos a conciencia nuestras presentaciones, no planificamos, estructuramos y diseñamos las presentaciones porque nos importa un pedote cómo quedará la audiencia después de nuestra presentación, si conectamos o no, o si conseguimos inspirarlos o movilizarlos a hacer o dejar de hacer algo.

Nosotros vamos allí y soltamos lo que hemos ido a contar. Este es el principal motivo por el que desarrollamos presentaciones para leerlas, resulta más fácil ir allí sin preparar nada y leer un poco, ¡magnífico! la audiencia calla y nosotros salimos de allí con la impresión de ser unos cracks. La realidad sabes cual es: que si nuestra presentación apesta, estamos transmitiendo la peste.

¿Cuándo vamos a empezar a mejorar nuestras presentaciones?

P.D. ¿Sabes con qué fuente están desarrolladas la mayoría de las presentaciones? Con la cochina “calibri” la fuente que viene por defecto en powerpoint, así somos.

Nuestras presentaciones son parte de nuestro marketing personal ¿Quieres hacer presentaciones excepcionales?

Comunidad ¡Larga Vida!

(recibe material extra)

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Pedro Bisbal Todos los derechos reservados / Política de privacidad